poemas de bellas cosas rotas en Distropika



De lo mejor que ha sucedido en esta pandemia es el nacimiento de Distropika el mes de febrero de 2021.  Revista de poesía urgente, es resultado de la curaduría de Margarita Pintado, Juan Carlos Rodríguez y Ángel Díaz Miranda, 
poetas docentes en los Estados Unidos. La primera edición incluye cuatro poemas de bellas cosas rotas, poemario inédito. 


laceraciones de la ilusión

una tarde escuché a mi padre decir que dormir es saltar desde una roca y zambullirse en lo profundo de un río

al emerger a la superficie despertamos el sueño supone morir ahogado cada noche para luego revivir creo que alguna vez me quedé dormido mirando la lluvia me lancé a la corriente estoy convencido de que aún no he despertado acaso sea esto un misterio o fundamento de la palabra, llevo la historia de mi padre con un afán atávico de pensar cualidades sin sujeto nada vivo merece mi muerte, es mi plagio de Nietzsche temo que al despertar la ilusión me lastime

sirenas el mar rugía de noche en el cuarto de mi madre donde cantaban las sirenas del mar emergió un sol que me dio las palabras y el orden de los días ordeñados desde la luz en un tiempo donde el cielo viajaba separado del mundo todas las noches el sol se ahogaba y las sirenas cantaban en el rompeolas dejaron de ser sirenas el día que supe que el gemido del viento era el llanto de mi madre cuando suspiraba entre las grietas del cuarto y su voz araba la tierra y ascendía por las raíces de los árboles hasta salir por las bocas de las hojas



Caribe my way


llevo el amargo del día

en un puñado de polvo

en mi boca de animal exacto

saliva el cólico de dios desde el horizonte

principia la nostalgia del mañana

que nos lacta con la leche del presagio

el agua de la memoria trepa

por el árbol se pierde ramas al cielo

crece como la noche

mi corazón en su sed se pudre de tantas

cosas bellas en la boca del mundo

la sal corroe

el tiempo

no nos ha tratado bien, digo yo

a la hierba y al musgo en el patio de mi casa

el tiempo sabe

el lenguaje

es materia que se dice

para no envejecer

cuando las cosas dispersas

pierden sentido

la verdad es un dios muerto

le hablo

y no me contesta



K

colapsa la luz sobre el cuerpo

en un desorden de palabras


que pugnan por beberte en la espesura

transparente de tu cuerpo de versos


la piel es el guante del deseo

o toda la luz de un sueño


mi corazón es un lugar de tiempos

o un autobús que siempre pasa tarde


un beso siempre es una cerradura

que se abre para liberar las vértebras


despobladas de la eternidad peregrina

en nuestras bocas depreciadas de culpa


saberte es un perfume tatuado en la memoria

que vuela en bandadas hechas de sombras



your mouth is a dangerous place

your mouth is a dangerous place where death winks at me and all I can do is bite back I might choke someday on the fishbone of your breath in your mouth a stately pleasure dome I decree—a cavern measureless to man or woman—but you won’t be able to swallow the world whole if you could look at death into their eyes you would fear having not lived at all stoicism is a drink flavor we both get at a convenience store where they don’t sell truer answers but where we can quench our thirst and make all wet again: tongue, teeth, gums, tonsils, soft palate, dark nothing at the back where the uvula hangs like a panopticon overseeing the heart your mouth is indeed a dangerous place it wishes and commands beware. beware you’ve drunk the milk of paradise



Otros escritos

Blog Archive